Vivimos en un contexto alimentario en el que al consumidor le llega información contradictoria.

La salmonelosis es una de las intoxicaciones alimentarias más frecuente en los meses de verano.

Mucho cuidado con las altas temperaturas