El desayuno es una de las cuatro comidas del día en la rutina de cualquier ser humano y a diferencia de lo que sucede con cualquiera de las otras tres comidas (almuerzo, merienda y cena), el desayuno es altamente recomendado por todos los profesionales de aimentación, nutricionistas y médicos por considerarlo la comida más importante del día, en la cual, la persona obtiene energías y vitaminas que le servirán para todo el resto del día. Además, el desayuno es sumamente importante debido a que es la primera ingesta que realiza la persona luego de haber estado un número de horas en reposo al dormir.

 

Se considera que del tipo de desayuno que una persona realice dependerá el tipo de día que tenga o sus sensaciones, rendimiento, etc. En este sentido, siempre es recomendado desayunar y nunca saltarse esta comida, además de consumir en él algún tipo de infusión con alguna combinación de alimentos que pueden ser proteínas, frutas, cereales, lácteos, etc. Obviamente, las costumbres en el desayuno varían significativamente de acuerdo a las regiones y a las sociedades, como también de acuerdo a las posibilidades de recursos de cada ámbito. Sin embargo, esto no impide que en todas partes del mundo se puedan consumir buenos desayunos.

 

La importancia del desayuno es central ya que es el primer contacto que el organismo tiene con diferentes fuentes de energía. Si bien también las demás comidas son relevantes para ayudar a la persona a mantenerse en buen estado a lo largo del día, el empezar sin desayunar o con un mal desayuno (incompleto) influirá directamente en cómo una persona se manejará durante el día. Hoy en día es común dejar de lado el desayuno por cuestiones de rutina, de falta de tiempo, de stress, pero esto no hace más que empeorar los rendimientos y facilitar a que el organismo funcione de manera incorrecta e incompleta.

Por qué es importante el desayuno:

  • Proporciona energía para nuestro cerebro: ayuda a reponer los niveles de glucosa en sangre, que es la principal fuente de energía en nuestro cuerpo y especialmente en nuestro cerebro.
  • Proporciona energía para neustros músculos: previene la fatiga muscular y nos ayuda a estar más activo durante el resto del día.
  • Nos ayuda a mantener un peso saludable: está demostrado que las personas que no desayunan tienden a presentar sobrepeso, por lo que no saltarnos esta comida nos ayudará a mantener nuestro peso ideal.

 

Fuente:https://www.importancia.org/desayuno.php